miércoles, 21 de enero de 2015

Miradas de tul

Deformé la silueta de un 
Reptil tranquilo,
Que dormitaba sediento.
Y comiendo los pétalos
De pizarra mentí.
Corriendo inmóvil,
Noté la sal marina
En los costados,
Secando
Los pensamientos míos.
Callado como mudo,
Quise teñir la orilla
De las ramblas secas.
Solo la cadena de
Conjuros,
Y la mirada de
Un tornado,
Trajeron órdenes
Y pergaminos.
Solo y dentro
De la saca,
Encontré mi voz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario