domingo, 25 de mayo de 2014

Vertiginoso 


Una envestida sobre mí,
Ha sonado como su trepidante
Querencia,
Como lo que transporta,
Musgo fresco.
Una cabalgadura eterna 
Me resopla en los oídos,
Me cuenta que un día 
Cantaba himnos.
Un laborioso relato
Vertiginoso,
Y unos leñadores
Enjutos,
Me cuentan que un día
Cortaban palabras baldías.
Y un duende sin figura,
Sin traje de fiesta,
Me decía que esperase.
Me decía que llegaría
La esperada acompañante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario